Los seres humanos contamos con un complejo mecanismo de defensa que nos ha servido para sobrevivir y adaptarnos a las circunstancias de nuestro entorno. Este entramado de defensas es el encargado de enfrentar aquellos agentes extraños que entran en nuestro organismo, entorpeciendo y dificultando así su agresión.

Cuando escuchamos el término «nuestras defensas», se está aludiendo al sistema inmunológico. El sistema inmunológico o sistema inmune enfrenta y anula a los agentes extraños invasores antes de que lleguen a causar daño, protegiéndonos así de las infecciones y enfermedades derivadas de la actividad de estos.

En Prisma Natural disponemos de una línea de complementos alimenticios especialmente indicada para reforzar el sistema inmune, amplificar su actividad y contribuir de esta manera a las defensas de nuestro organismo. 

Fórmula a base de própolis, erísimo, bromelaína, malvavisco, zinc, vitamina C y miel; combate infecciones virales y bacterianas, estimula al sistema inmune, descongestiona y alivia las vías respiratorias y garganta.

Soluciones de composición basada en fructooligosacáridos, propóleo, jalea real, shiitake, quino, vitamina C, D y del grupo B; previene y combate enfermedades infecciosas de repetición y fortalece las defensas del organismo. 

Spray bucal compuesto de própolis, miel de manuka, erísimo, clavo, menta y jengibre; combate infecciones virales y bacterianas, protege las vías respiratorias, descongestiona y previene la inflamación.

Viales compuestos de própolis, jalea real, equinácea, shiitake, calostro y complejo vitamínico; previene y combate infecciones y promueve la actividad del sistema inmunológico.

A base de jalea real, tomillo, própolis, equinácea, omega3, calostro, calcio, vitamina D y complejo vitamínico; especialmente indicado para niños en época de crecimiento y desarrollo.

Comprimidos masticables compuestos de propolis, miel, vitamina C, equinacea y tomillo; fortalece el sistema inmunológico y respiratorio, mejora la salud bucal y protege la garganta frente afecciones varias.

La vitamina C o ácido ascórbico favorece la salud de nuestro organismo, previene enfermedades y neutraliza el efecto de los radicales libres.

La vitamina D3 favorece la salud del organismo, activa y regula el sistema inmunitario; previene enfermedades de distinto tipo.

Debido a la situación excepcional generada por el proceso de desescalada de la cuarentena: salida regular al exterior y exposición a agentes externos tras un periodo de confinamiento; proteger nuestro organismo y sistema inmune adquiere una gran relevancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *