¿Cuántas veces has intentado empezar una dieta o un plan para adelgazar?

Mentalizarse para lograr este desafío es una tarea compleja. Por ello, hoy te damos varios consejos que te ayudarán a ponerte en forma y que, además, te inspirarán para comer de una manera más saludable.

Ya sea porque quieres perder unos kilos por la llegada de la navidad, porque el médico te ha recomendado reducir alguna talla de pantalón o porque has tenido un hijo recientemente y quieres recuperar tu cuerpo… o simplemente para disponer de un mejor estado de salud y bienestar. Todas estas razones y más son válidas cuando se trata de comenzar una buena dieta

Son muchas las personas que cada día deciden ponerse a dieta y también son muchas las que fracasan en el intento o que están cansadas de no ver resultados. Probablemente, se encuentren frente a la pregunta que muchos nos hacemos: ¿cuál es la mejor manera de comer? ¿Seguir la pirámide alimenticia, contar calorías, comer cereales integrales o productos sin TAC o hacer una desintoxicación a base de zumos vegetales? Las opciones cada vez son más y, en consecuencia, esto puede generar mayor confusión.

Muchos expertos en nutrición opinan que, en lugar de ceñirse a una dieta estricta y prohibitiva, lo suyo es aprender a comer de forma saludable. Así, además de mantener la figura o de recuperarla, le damos al cuerpo los nutrientes necesarios para estar sanos y fuertes.

 

 

¿Qué es una dieta saludable?

Se trata de ingerir “alimentos reales” principalmente en lugar de aquellos procesados. Es decir, comida que proviene de la tierra, de un árbol o del mar: carne, pescado, vegetales, frutas, cereales, huevos, frutos secos…

Los expertos nutricionistas también recomiendan hacer deporte de forma habitual, es parte fundamental del éxito para lograr un estado óptimo de salud y bienestar.

Aunque a simple vista te resulte una tarea casi imposible, aprender a comer bien y seguir una dieta saludable es un hábito que te reportará únicamente beneficios. Aquí te dejamos unas cuántas recomendaciones para que te hinches de motivación y te decidas a cambiar:

 

Prepara tu mente. No todos somos iguales, por eso es importante que te hagas ciertas preguntas antes de comenzar tu nueva dieta saludable. Por ejemplo,¿cuántos kilos quieres perder?, ¿en cuánto tiempo?, una vez que establezcas estos u otros parámetros similares, tendrás una idea más clara de qué quieres lograr y entonces podrás escoger el método que mejor te resulte.

Pequeños cambios dan grandes resultados.  En lugar de hacer cambios drásticos, intenta modificar poco a poco tus conductas alimentarias.

Comprométete con el cambio. Si te decides a cambiar tus hábitos alimenticios, hazlo por convicción, no porque te han convencido. Debes ser estricto y cumplir con los propósitos marcados

Conoce los grupos de alimentos. Es importante que aprendas qué son las proteínas, los carbohidratos y las grasas

  • .Las proteínas: Debe ser las protagonistas de tu dieta saludable. ¿En qué alimentos encuentras proteínas? En pollo, huevo, pescado, cerdo, vaca, frutos secos, legumbres, quinoa y en la mayoría de los lácteos, también en complementos alimenticios.
  • Los carbohidratos:  Hay carbohidratos saludables, como las frutas, las verduras y, en cierta medida, los cereales. Y están aquellos que quieres evitar a menos que entrenes de forma constante para maratones: los procesados y los granos refinados. Debes llevar un control sobre los hidratos.
  • Las grasas: Son esenciales para estar sanos y activos, debemos eliminar de nuestra dieta las grasas saturadas.

Selecciona los alimentos y controla las porciones. Lo interesante es que, si le damos al cuerpo aquello que necesita según nuestro grado de actividad y estilo de vida, nos sentiremos satisfechos, con la energía necesaria y animados.

No te olvides del agua. El agua nos ayuda a adelgazar, es la bebida más sana que existe. No debes dejar de beber al menos, 2 litros al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *